Say my Name

Mariana Raquel ArzolaMariana Raquel Arzola

 Imagen de Breaking Bad

 La ciudad de Albuquerque en el Condado de Bernalillo (Estado de Nueva  México, USA), bajo un clima seco  y caluroso, de temperaturas extremas, es el escenario perfecto para esta serie que lleva ganada una gran cantidad de premios: Breaking Bad.

 

La vida física, moral, económica  y psicológica de Walter White (Bryan Cranston) esta a punto de derrumbarse al descubrir que tiene un cáncer terminal. Ante esta situación caótica, utiliza sus conocimientos sobre química (que no son para nada escasos) con el fin de salvarse, por lo menos económicamente. 
Entonces, sobre un fondo montañoso de superficies irregulares y vegetación sepia, con carreteras  extensas, infinitos trenes cargueros, casas bajas de piedra y lavadoras gigantes de autos, se despliega una gran cocina para un solo plato: la metanfetamina.
Entre planos raros y tomas poco habituales para lo que nos tiene acostumbrada la televisión, se desarrolla el conflicto, generando choques de fuerzas y juegos impredecibles en la trama de una serie donde no menos importantes son los silencios y donde el espectador puede pasar de un estado de exaltación y adrenalínico a otro de calma superflua.
En poco tiempo, Walter White se convertirá en un excelente “Meth-Cooker”: ¡La mejor del condado! Pero nada es gratis en la vida, y como es lógico, esto va a desencadenar en una serie de situaciones extremas, donde el campo de batalla se ira modificando y con él sus reglas.
De un padre de familia contenido y amable, a un calculador y estratega narco: Así oscilara la vida de este personaje tan interesante.
Como todo protagonista tendrá a su lado un compañero infaltable: Jesse Pinkerman (Aaron Paul), un joven solitario perdido en las experiencias lúdicas que le suministran los narcóticos, quien sin percibirlo, se encontrará inmerso en este nuevo camino a lo desconocido. Atormentado por ese costado criminal que va apareciendo, se ve envuelto en planteos morales y peleas consigo mismo.
 
Hablan de un tal Heisenberg 
que ahora controla el mercado,
nadie sabe nada de el,
porque nunca lo han mirado……(canción de Los Cuates de Sinaloa)