Ama, ríe, come y sueña

Lalo ArtelaloLalo Artelalotrabajador del arte y cocinero

Dicen que los malos se buscan y los buenos se encuentran... ¿será verdad?

Trato de resolver el enigma en nuestra visita emocional del día de hoy al mundo de la gastronomía cotidiana y simple. Y obtengo lo que quizás todos deseamos en nuestras vidas, disfrutar El encuentro del delirio culinario y el buen comer de un restorán situado en pleno Chacarita; donde si uno puede dejar de prestar atención a los voluptuosos y riquísimos platos de este familiar lugar, escuchará los sonidos del tren que dice "¡aquí estoy!" sin que pueda interrumpir la pasión con la que he degustado este hermoso y ansiado lugar.

Bienvenidos, los invito a El Encuentro, un restorán que lo siento tan propio que quizás algún día pueda ser parte de él, ya que los sueños serán sueños si tu no los realizas.

Cuando la lluvia del martes en la noche se apoderaba de calzados de transeúntes, aceras, calles y principalmente la ciudad porteña, desde el interior de El Encuentro, todo parecía calmo y armonioso. Algo hermoso de destacar del restorán, es que a pesar de no traer dips a la mesa nos recibieron al instante con la orden de las entradas: papas a la huancaina y unos anticuchos de corazón asado, acompañadas por bebidas gaseosas peruanas. ¡Fue puro amor degustarlas!

Ni bien terminamos la entrada, que fue un muy buen agasajo, el entendido de la cocina, en especial la de Perú, Héctor Cilio Sánchez, cocinero y responsable de estos mágicos emblemas de los placeres culinarios, me recomendó seguir con una Jalea de mariscos que contiene ostras negras, mejillones, kanikama, rabas, pulpo, calamares y pescado, acompañada por una ensalada criolla (tomate, cebolla y morrón) y papas asadas... ¿Qué puedo decir? Mis palabras empalagarían los distinguidos sabores, que junto a mi amor por la cocina peruana, me hicieron flotar en el pacífico por los lugares más bellos del Perú.

Y cuando creí que el mundo y mi ilusión de la perfección existía en mi imaginario solamente, nos llegó de sorpresa un ceviche mixto tan gustoso que aún siento que mis conocimientos de la realidad y la ficción eran inciertos. El ceviche de El Encuentro es sin lugar a dudas una receta olvidada en las memorias más remotas de la cultura incaica; un mix de mariscos y pescado crudo, macerado en limón y ese toque que no revelaremos porque prefiero invitarlos a que lo puedan probar ustedes mismos y sepan que la experiencia deja una marca de por vida.

¿Tendré que esperar para volver a comerlo sentado en un "banco"? Porque una historia cuenta que Perú es un mendigo sentado en un banco de oro... A lo cual agrego y agregaré: "Ser rico no es tener dinero, sino disfrutar de las cosas simples de la vida" como lo es este restorán y su celebración del alimento, porque de qué sirve tenerlo todo sino se sabe compartir. 

Puntuación: 5 cerezas de 5 cerezas

Dirección: Av Corrientes 6099 (entre Humbolt y Dorrego) - Capital Federal. 

Menú del día: $35 - sopa + plato principal + jugo y pan.

Horario: 12:00hs a 23 hs.

Teléfono de reservas y delivery: 4858-0468 radio 54*260*981