Un poquito tarada | Dani Umpi

Melina AyudeMelina AyudePeriodista de cultura y espectáculos

 Dani Umpi | Editorial Planeta | 280 páginas

La última novela de
Dani Umpi es la exageración de una adolescente en la era digital, desesperada por pertenecer y por no sentirse en soledad, con un enorme deseo de no verse diferente a los demás, y al fin y al cabo, de crecer, conocerse y madurar.

La protagonista emprende un viaje en busca de su padre, ex líder de una secta, que la había abandonado cuando era pequeña. A través de este viaje genera con el lector una relación de amor odio que ocasiona, en muchos momentos de la historia, una identificación con aquellos que vivieron su juventud en el año 2000.

Inmersa en la superficialidad, el personaje también plantea cuestiones metafísicas como la telepatía o la aparición de un espíritu como un personaje. En cada página, aunque no se conozcan ni los rasgos físicos de la protagonista ni su nombre, aparecen las oraciones cortas y una enorme cantidad de ideas y pensamientos que hacen dar cuenta de su personalidad: ansiosa, verborrágica, con resistencia a la madurez y con un gran temor al silencio, quizás por que es el lugar donde se encuentra consigo misma.

En contradicción con el segundo libro de Umpi, "Miss Tacuarembó", donde se muestra a una protagonista que se siente asfixiada en su propio pueblo, Un poquito tarada, expone al personaje como una idea de libertad a través del desapego con lo geográfico aunque robe identidades y personalidades cada vez que viaja a un lugar diferente. La protagonista crece a través del relato mostrando sus dificultades con el cambio, y aunque en la primera parte del libro genere antipatía, a medida que ella se acepta, logra la comprensión y un lugar más cercano con el lector.

Atrás de una joven que solo ocupa su tiempo en Internet, las fiestas, drogas, moda, entre otras cosas, aparece la figura de un padre que huyó y una madre que muere, estas pérdidas son el puntapié inicial de su dificultad para conectarse afectivamente con los demás y termina por refugiarse en el odio. A medida que transcurre su viaje, la protagonista frecuenta lugares que la hacen sentir más en soledad y es en ese momento cuando empieza a encontrarse con ella misma. A pesar de tocar estos temas, lo que sorprende del relato es el tono muy ligero que con facilidad logra conectar al lector con el personaje.

Aunque el texto ubica a la protagonista en el año 2000, la novela tiene un gancho muy interesante con la actualidad, ya que los jóvenes siguen sumergidos en un mundo 2.0, donde todo pasa muy rápido, las relaciones se construyen desde otro lugar y es en el mundo virtual donde cada uno muestra lo quiere mostrar o se hace ver como quiere que lo vean los demás, igual que el personaje de la última novela de Umpi.

"Un poquito tarada" no es solo un viaje en busca de un padre que huyó, sino que también es la búsqueda desesperada de la identidad, la sexualidad y el amor, todas esas cosas que hacen que finalmente la protagonista sea única.