Noche de brujas

Rocha ArzolaRocha Arzola

 La noche de las brujas me lleva a la pregunta  : ¿Por qué a las mujeres se nos identifico con ellas? ¿Por que las brujas son metáfora de la mujer?.

No sabemos si ser una mujer es ser una bruja, pero que las hay, las hay y las histéricas nunca faltaron en la historicidad de las mujeres. Como en bolsa de gato antes de las histéricas de Freud, las brujas eran mujeres incluidas en  un resto diferente que habia que perseguir y exterminar, eran pecadoras, transgresoras y apasionadas sexuales. Pero en la mirada del maestro ellas tomaron la forma y el cuerpo de un enigma a descifrar.

Bruja o histérica , lo cierto es que en su velo se despliega  algo oscuro, misterioso,  hechizos, seducciones, transformaciones, “mágicas” conversiones corporales, actuaciones y simulacros, lagunas mnémicas, histrionismo, fantasías y sueños diurnos.

Las mujeres al igual que las brujas siempre han sido “perseguidas”, odiadas  y amadas, nunca indiferentes a la mirada cultural.

La pregunta histérica, ¿Qué es ser una mujer?  encarnada en el cuerpo toma caminos simbolicos e imaginarios y tal vez mediante la figura de la bruja la mujer intento  hacer cintura con su “escoba” para escapar a los imperios de la persecucion y pedir con hechizos que alguien interpretara su lugar.

¿Habrán intentado las brujas por medio de hechizos y formulas encantadoras intentar responder esta pregunta? Y por eso que las hay las hay y seguirán intentando formulas mágicas para nunca develar el misterio de aquella pregunta que motoriza el deseo.

Feliz noche de brujas y oraculos para todos y todas.

Ilustración: Eugenia Viña.