Fortalezas y capacidades

Diego HornDiego HornPsicologo M.N. 35924

Cuando miramos a un deportista lograr un tanto con poco esfuerzo nos puede provocar admiración. Distinto es observar a ese mismo individuo realizar una tarea que conlleva un acto de esfuerzo y voluntad. En el primer caso estaríamos hablando de una capacidad, en el segundo podríamos hablar de un acto de fortaleza.

Las fortalezas son rasgos morales,características psicológicas que se dan en diferentes situaciones y que se repiten con el transcurrir del tiempo. Un único acto de valentía no hace a la persona que lo lleva a cabo, un valiente.
 
Segun el psicólogo Martín Seligman, un buen ejemplo de fortaleza sería la "perseverancia; laboriosidad; diligencia", lo que significa que una persona con actitud laboriosa será capaz de asumir proyectos difíciles y terminarlos, adoptando las mínimas quejas y poniéndole buen humor a su cometido. El individuo cumple con lo que dice que hará y nunca menos, siempre más.
 
En ese caso, la perseverancia no hace a la búsqueda de objetivos inalcanzables, sino que este tipo de personas es flexible, realista y no perfeccionista. "La ambición tiene significados tanto positivos como negativos, pero sus aspectos positivos pertenecen a la categoría de fortalezas", asume Seligman.
 
Las capacidades, en cambio, tienen que ver con lo innato. O se nace con ellas o sin ellas, según este mismo autor. No obstante, existe un gran debate acerca de eso.
 
El sociólogo Pierre Bourdieu analizó distintos casos de personajes talentosos e indagó sus biografias, organizaciones familiares y recursos varios. Este autor llegó a la conclusión que los personajes que se los considera genios o talentosos en sus actividades coinciden en haber tenido una familia o entorno con gran capital cultural. Por ejemplo, los grandes músicos han tenido desde chicos muchísimas experiencias musicales, como familiares dedicados a la música, en algunos casos, y la aprobación de su familia, incentivo muy fuerte para llevar a cabo un desarrollo específico centrado en una actividad deseable.
 
Mas allá del debate de lo innato o aprendido queda claro que son dos cosas diferentes, fortalezas y capacidades. Ahora bien, si un individuo posee un buen oído (capacidad) podrá decidir tocar el piano o la guitarra por ejemplo, para esto llevará a cabo las fortalezas necesarias como ser:  perseverancia en el aprendizaje escalonado, paciencia y optimismo para llevar adelante el proceso hasta la llegada de las metas que se propuso y tolerancia a la frustración ante obstáculos que se le presenten.
 
 
En la psicoterapia , los psicólogos trabajamos para que el paciente identifique sus potenciales capacidades y  para que las desarrolle en vías de aumentar el bienestar que la puesta en marcha de las mismas puede producir. El funcionamiento de estas aptitudes, dirigidas intencionalmente hacia un objetivo, como describíamos anteriormente con el ejemplo de aprender un instrumento, actúa muchas veces como un ordenador (mental- emocional) y ayuda a aumentar el sentido de la vida de las personas. Este es un punto importante en un tratamiento psicológico, ya que el paciente no solo reduce la problemática que presenta en la consulta, sino que además se le abren nuevos caminos que antes no vislumbraba y que le otorgarán una mirada más positiva de las cosas.
 
Salud no solo es ausencia de enfermedad, también implica entre algunas características, la presencia de bienestar y placer, la puesta en marcha de potencialidades, el llevar a cabo objetivos a largo plazo y mantenerlos, la percepción de desarrollo personal y el sentido de pertenencia y trascendencia.
 
Diego Horn
Psicólogo MN 35924 UBA